Viernes, 04 de Diciembre de 2020
nº de visitas: 29793022
OPINIÓN
NOTICIAS POR LOCALIDAD

COMPARTIR


Foto
19-08-2020
CUESTIÓN DE RESPONSABILIDAD
¡Qué bello es vivir practicando ciclismo!
Por Fernando Fanego, abogado, asesor de Responsabilidad Civil y Seguro del ICAM


Parece ya normal que cuando hacemos referencia a un accidente de circulación, nos aparezca súbitamente la imagen de un ciclista atropellado o involucrado en el mismo. Se ha de señalar a los distinguidos lectores que durante el año 2019 perdieron la vida en nuestras carreteras, según datos estadísticos reflejados en la D.G.T., un total de 1.098 personas. A esta cifra descomunal de pérdidas de vidas humanas (e innecesarias), debemos significar que gratificantemente resultaron ser un 7% menos que las del ejercicio anual anterior.

Pues bien, quiero manifestarles que de los 1.098 fallecidos, 40 de ellos resultaron ser ciclistas. Pero sobre todo, agárrense… pues de esos 40 ciclistas, 16 no llevaban casco.

¿Cómo se puede tener tan poco cuidado en salvaguardar nuestra integridad física?

La DGT ha venido aconsejando desde hace años que dentro del alto riesgo de siniestros en los que se ven involucrados ciclistas, el resto de usuarios extremen las precauciones cuando se circule por la vía pública en los que estos puedan concurrir.

Todos los usuarios de nuestras carreteras deben saber y conocer las normas de circulación establecidas en nuestro Reglamento de Circulación, cuando tenemos ante nosotros circulando a uno o varios ciclistas en pelotón. Y no sólo se deben saber, sino que estamos obligados a aplicar y acatarlas de tal forma que no pongamos en peligro a nadie. Sabemos de antemano de la vulnerabilidad que estos tienen y, por tanto, debemos actuar con mucha prudencia y diligencia cuando circulan ante nosotros y procedemos a adelantarles. Pero, ¿es una cuestión que sólo afecta al conductor del vehículo a motor, o por el contrario, los ciclistas también deben cumplir con las normas establecidas al respecto?

Es inadmisible que de los ciclistas fallecidos durante el 2.019, 16 de ellos no llevaran casco. Igualmente es innecesariamente peligroso circular por una vía en la que no se disponga de un arcén lo suficientemente amplio y que nos pueda conllevar a un desenlace fatal, en el que el peor parado, sin duda alguna, es el que se desplaza en bicicleta.

Recientemente he tenido la oportunidad de poder comprobar la forma en que altruistamente los amantes y practicantes del ciclismo se juegan su vida.

Una de la carreteras de nuestra Comunidad Autónoma más transitadas por ciclistas es la del Puerto de Navacerrada (M-601), -que apenas cuenta con arcén-, en la que prácticamente a diario se concentran un elevado número de personas que practican tan bello deporte, empeñándose en subir y bajar por tan maravilloso paraje madrileño.

Desde el inicio del puerto, comienza a determinadas horas del día, una importante retención ocasionada por la afluencia de ciclistas. Esto supone que además del cuidado y la diligencia debida respecto al vehículo que te precede, debas extremar el cuidado con las bicicletas que circulan en ese mismo sentido.

He podido comprobar con mis propios ojos que muchos de los ciclistas, en determinados tramos de la carretera y debido al importante desnivel, hacen variar la trayectoria de la bicicleta de manera aleatoria en zig-zag ocupando básicamente la totalidad de la calzada.

Si esta circunstancia te ocurre cuando, -una vez señalizas la maniobra de adelantamiento y comienzas el mismo-, te quedas a mitad de la misma sin el espacio mínimo necesario para poder adelantar, por lo que súbitamente debes reducir la velocidad y volverte a poner detrás poniendo en peligro su integridad física.

He podido comprobar igualmente que muchos que inician el descenso, lo hacen a una velocidad totalmente inapropiada para esa vía, llegando incluso a invadir el carril contrario de subida para poder tomar la curva. ¿Es necesario poner en peligro tu vida o la de los demás por el mero hecho de bajar más rápido?

Está claro que debemos cumplir con las normas que regulan el uso de la bicicleta con el resto de usuarios pero lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de practicar tan bello deporte, es cuidar y salvaguardar al máximo tanto nuestra propia vida como la de los demás, y no caer en el tentación de que la diligencia debida recaiga sólo en una de las partes, ya que después vienen los lamentos.    



Comentarios
Queremos saber tu opinión

Si estás registrado, introduce a continuación tu usuario y contraseña. Puedesregístrarte aquí.
EMAIL
CONTRASEÑA


Si no recuerda su contraseña, pulse aquí para enviarle un recordatorio.



PERIODICO EN PDF
DESCARGAR
Descargar Acrobat Reader portada
PORTADA | POLITICA | SOCIEDAD | CULTURA | EDUCACION | MEDIO AMBIENTE | SALUD | DEPORTES | REPORTAJE | OPINION
Motor | Toros | Cine | Agenda cultural | La última | Humor | Callejero | Staff | Hemeroteca | Dossier comercial