Miércoles, 25 de Noviembre de 2020
nº de visitas: 29679811
OPINIÓN
NOTICIAS POR LOCALIDAD

COMPARTIR


Foto
7-10-2020
SIERRA MADRILEÑA
CUESTIÓN DE RESPONSABILIDAD
¿Tendrá carácter obligatorio vacunarse contra el Covid-19?
Por Fernando Fanego Castillo, Abogado, Asesor de Responsabilidad Civil y Seguro del ICAM


Lo primero que debemos advertir a nuestros lectores es que en España en una situación normal (pre-COVID19) no existe ninguna vacuna obligatoria, todas son voluntarias pero sí recomendadas.

El movimiento “antivacunas” cada vez más sonoro en nuestra sociedad, empieza a convertirse en habitual. El problema radica en la absoluta falta de información biomédica y clínica sobre las consecuencias y secuelas futuras de inocularse al propio virus.

Se calcula que en España este movimiento reticente a esta práctica supone el 5% de la población. Expertos en esta materia opinan que debido a la baja influencia de las personas reticentes a las vacunas, no tendría sentido hacerlas obligatorias para acabar con el coronavirus. No obstante, alerto de que la efectividad puede influir al inocularse en adultos, sobre todo en el colectivo más vulnerable de esta pandemia: las personas de edad avanzada, aunque estamos comprobando que cada vez se amplía el espectro de la población al que puede afectar.

El origen de su obligatoriedad parte desde la perspectiva individual de la persona para el caso de riesgo inmediato grave para la integridad física o psíquica del enfermo y no es posible conseguir su autorización, consultando, cuando las circunstancias lo permitan, a sus familiares o a las personas vinculadas de hecho a él.

Además de para este caso, la Administración también podría imponer la vacunación obligatoria para el caso de un problema de salud pública que pueda afectar a más de un individuo pero siempre con una autorización judicial previa.

Por otro lado, el Ministerio de Sanidad recomienda que “la vacunación es una de las medidas de salud pública con mayor impacto sobre la mortalidad y la morbilidad de la población": "Proporciona amplios beneficios y debe realizarse a lo largo de toda la vida”.

No obstante, y con carácter excepcional, los artículos 2 y 3 de la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril, de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública, establecen y permiten a las autoridades gubernamentales planificar la vacunación con carácter obligatorio en casos de crisis sanitarias, como por ejemplo la pandemia por el Covid-19, cuando exista alto riesgo manifiesto y efectivo para la salud pública.

Art. 2. Las autoridades sanitarias competentes podrán adoptar medidas de reconocimiento, tratamiento, hospitalización o control cuando se aprecien indicios racionales que permitan suponer la existencia de peligro para la salud de la población debido a la situación sanitaria concreta de una persona o grupo de personas o por las condiciones sanitarias en que se desarrolle una actividad.

Art. 3. Con el fin de controlar las enfermedades transmisibles, la autoridad sanitaria, además de realizar las acciones preventivas generales, podrá adoptar las medidas oportunas para el control de los enfermos, de las personas que estén o hayan estado en contacto con los mismos y del medio ambiente inmediato, así como las que se consideren necesarias en caso de riesgo de carácter transmisible.

Y todo esto viene aderezado con la facultad conferida a nuestro Gobierno que le otorga el artículo 116.2, de la Constitución podrá declarar el estado de alarma, en todo o parte del territorio nacional, cuando se produzca, entre otras causas, una crisis sanitaria, tal como la epidemia que padecemos por Covid-19.

Por tanto, la Autoridad competente podrá adoptar por sí, según los casos, además de las medidas previstas en los artículos anteriores, las establecidas en las normas para la lucha contra las enfermedades infecciosas, la protección del medio ambiente, en materia de aguas y sobre incendios forestales.

Hasta ahora, el Gobierno español no ha dado ningún indicio de obligar a la población a vacunarse ni si harán uso de estos mecanismos legales por la excepcionalidad de la situación que vivimos. A todo esto, debemos añadir, que no sabemos si la vacuna contra el SARS-coV-2 resultará efectiva para todos al 100%. Su investigación aún no finalizada, es vital para su éxito.

Entendemos que una gran mayoría de la población asumirá claramente la necesidad de vacunarse, sobre todo teniendo en cuenta el escenario que estamos viviendo de la pandemia –con la vuelta a los colegios-, de repunte en los rebrotes tras las vacaciones estivales y el confinamiento.

Por ahora, la famosa vacuna sigue siendo una incógnita. No sabemos cuándo podremos acceder a ella y tampoco si realmente conseguirá proteger de manera eficaz contra una enfermedad aún desconocida pero de lo que no tenemos duda, es que es la solución que más se aproxima para acabar con esta lacra mundial.

Esperemos que de esta cuestión de vital importancia para la vida, no saquen provecho más que el puramente necesario para salvaguardar nuestro bien más preciado.  



Comentarios
Queremos saber tu opinión

Si estás registrado, introduce a continuación tu usuario y contraseña. Puedesregístrarte aquí.
EMAIL
CONTRASEÑA


Si no recuerda su contraseña, pulse aquí para enviarle un recordatorio.



PERIODICO EN PDF
DESCARGAR
Descargar Acrobat Reader portada
PORTADA | POLITICA | SOCIEDAD | CULTURA | EDUCACION | MEDIO AMBIENTE | SALUD | DEPORTES | REPORTAJE | OPINION
Motor | Toros | Cine | Agenda cultural | La última | Humor | Callejero | Staff | Hemeroteca | Dossier comercial