Domingo, 05 de Abril de 2020
nº de visitas: 26829664
OPININ
NOTICIAS POR LOCALIDAD

COMPARTIR


Foto
24-03-2020
OPININ
Adaptabilidad
Por Isidro Lpez, CEO & Founder Grupo Lopemar


Mucho se ha escrito durante estos días sobre la especial y horrible situación sanitaria y social que está viviendo nuestro país, la cual vislumbramos como más dura y prolongada en el tiempo, de lo que en un primer momento se vaticinó. Está claro que lo más importante ahora es la solución al drama sanitario que padecemos, y eso, cueste lo que cueste, en esfuerzos humanos como socioeconómicos. Y con la misma claridad, afrontamos una solución a esta pandemia sanitaria, porque España, pase lo que pase, nos ha dado infinidad de muestras ante situaciones adversas de su grandeza como país. Así que permítanme en una escuetas líneas aportar desde mi nimia experiencia en los sectores de la construcción y del turismo, cómo, entre todos, podríamos terminar con el posterior virus que acecha a nuestro estado del bienestar, tan jaleado por algunos, esos mismos que menos hacen por él.

Estoy plenamente convencido que debemos pensar con responsabilidad para con nuestro futuro inmediato, que se me antoja mucho más complicado de lo que podamos prever ahora, si las medidas gubernamentales siguen en su tendencia de justificar a los promotores de las mismas, en vez de asegurar la productividad y el empleo. Y recalco que lo que toca ahora es salir de este pozo salvando todas las vidas que podamos a cualquier coste, porque quién se atreve a poner precio a la vida de cualquiera…

En determinados sectores la recuperación del mismo, aunque lenta es más que plausible. Pero en el sector servicios y turismo, ambos motores indiscutibles de nuestra economía, ese mismo futuro está más condicionado. Empezando por el daño a nuestra principal industria y a nuestra marca turística, que este virus está infligiendo, y continuando por la falta de liquidez y futura inversión que va a verse drásticamente paralizada. Estos factores, se han alineado perfectamente para que los sectores turístico y de la construcción, sean los más vulnerables ante esta crisis. Y por ende, el de los servicios, víctima indirecta de los dos anteriores. Para intentar revertir todo esto, cabría adoptar una serie de medidas muy concretas encaminadas a reactivar el sector de la construcción y a potenciar y mejorar la oferta y calidad del turismo en España.

Se debería de tramitar de urgencia la Renovación de la planta hotelera así como de espacios turísticos, para lo cual, en los presupuestos prorrogados existen partidas presupuestarias a tal fin. Aprovechando la nula ocupación de nuestros establecimientos hoteleros, realizar las obras de rehabilitación, mejora y modernización de nuestras plantas alojativas turísticas, consiguiendo así varios objetivos. El primero de ellos, reactivar el sector de la construcción, el cual ha venido gozando de una cierta recuperación sostenible hasta ahora, y afrontaba hasta estos días, un reto de crecimiento sostenible en el escenario económico que se planteaba para los siguientes ejercicios, pudiendo ser, aunque sea de manera temporal, el motor que ¨tire ¨ por el estado socio-económico que todos deseamos. En segundo lugar, y con claros criterios de aumento de la calidad en nuestro sector turístico, desarrollar a través de estas actuaciones en las plantas alojativas turísticas, una mejora sustancial de nuestro portfolio, lo que ayudará enormemente a la recuperación de nuestra oferta. También dentro de estas posibles medidas, adoptar de igual manera, opciones de mejora para proyectos turísticos de nueva construcción, los cuales incluyan para su realización, criterios de calidad y ods... teniendo como objetivos aumentar y añadir valor a nuestra industria turística. Y como medidas supletorias y de acompañamiento a estas anteriores, implementar acciones tendentes a que el sistema financiero y bancario pueda ofertar líneas de crédito y financiación específicas, y con condiciones de acceso muy favorecedoras para el empresariado turístico.

Creo firmemente que ésta idea, podrá determinar que de la actual crisis, salgamos más reforzados que antes, convirtiendo un problema en una oportunidad. No podemos permitirnos que volvamos a destruir empleo, con lo que ello significa para España. El escenario que tenemos por delante, aunque algunos agoreros de la hecatombe se desgañiten a gritar el fin de los días y a abrazar otros paradigmas políticos y sociales, como empresario he crecido en plena crisis, no es el mismo escenario de 2008, nuestro sistema financiero y bancario no se encuentra en la misma situación, ni tampoco nuestras empresas. Con el mismo empuje, y dirigiendo nuestras acciones colectivas, no ha sobrevivir, si no adaptándonos a esta situación, podremos no salvar los muebles, sino tener un futuro mejor.




Comentarios
Queremos saber tu opinión

Si estás registrado, introduce a continuación tu usuario y contraseña. Puedesregístrarte aquí.
EMAIL
CONTRASEÑA


Si no recuerda su contrasea, pulse aqu para enviarle un recordatorio.



PERIODICO EN PDF
DESCARGAR
Descargar Acrobat Reader portada
PORTADA | POLITICA | SOCIEDAD | CULTURA | EDUCACION | MEDIO AMBIENTE | SALUD | DEPORTES | REPORTAJE | OPINION
Motor | Toros | Cine | Agenda cultural | La última | Humor | Callejero | Staff | Hemeroteca | Dossier comercial