Domingo, 17 de Enero de 2021
nº de visitas: 30314395
MEDIO AMBIENTE
NOTICIAS POR LOCALIDAD

COMPARTIR


Foto
2-12-2020
COMUNIDAD DE MADRID
La Guía se ha presentado en la «Jornada sobre Piroplantaciones en la Interfaz Urbano Forestal (IUF)»
La Comunidad de Madrid y ASEMFO presentan la primera Guía de plantas Pirófilas para prevenir los incendios en las zonas Interfaz Urbano Forestal (IUF)
La Comunidad de Madrid empleará 500.000 euros en el próximo año en los terrenos forestales afectados por el incendio de Cadalso de los Vidrios y Cenicientos


La Asociación Nacional de Empresas Forestales (ASEMFO), con la colaboración del grupo de Incendios forestales del INIA-CIFOR y la cofinanciación de la Comunidad de Madrid, ha presentado hoy la primera «Guía de Plantas Pirófilas de la Comunidad de Madrid» que tiene como objetivo facilitar información para la protección pasiva de construcciones ubicadas en la Interfaz Urbano Forestal (IUF) y proporcionar una clasificación de plantas en función de su capacidad de propagación del fuego. Miguel Ángel Duralde, presidente de ASEMFO, señala que “la Guía es producto de un estudio pormenorizado de las especies de menor inflamabilidad en las zonas de interfaz urbano forestal de la Comunidad de Madrid, así como una propuesta de catalogación de estas y de otras especies alternativas para el mismo uso”.

“Nos ha sorprendido, por ejemplo, el alto nivel de inflamabilidad de algunas especies de la que no éramos conscientes de esta condición y que por tradición venimos plantando en nuestros jardines en las zonas IUF como el laurel u otras de conocida inflamabilidad, como las de género cupressus (cipreses), pero que por tradición se siguen utilizando de manera excesiva en los setos de las viviendas”, añade el presidente de ASEMFO. 

La Guía se ha presentado durante la «Jornada sobre Piroplantaciones en la Interfaz Urbano Forestal (IUF)», en la que también participaron, entre otros, el director general de Biodiversidad de la Comunidad de Madrid, Luis del Olmo, y el director de los Parques Regionales de la Comunidad de Madrid, Pedro Castaño. Este evento tuvo formato virtual y contó con la asistencia de más de 100 profesionales, técnicos medioambientales y forestales de ayuntamientos de la Comunidad de Madrid, principalmente los ubicados en la Sierra. Durante el acto, se celebró una mesa redonda sobre las especies pirófilas.  

La Guía recoge la información de más de 500 plantas y sus características además de conceptos claves sobre protección pasiva de los incendios en estas zonas entre la ciudad y bosque y recomendaciones sobre las características y disposición de las plantas en los jardines y su mantenimiento para prevenir la propagación de los incendios. En 2014 se inventariaron 1.051 urbanizaciones en zona de interfaz de la Comunidad de Madrid de las cuales solo siete contaban con planes de autoprotección. “La Guía proporciona una valiosa información a los ciudadanos -agrega Duralde-, pero es necesario apelar a la responsabilidad personal de cada uno para mantener los jardines, plantar las especies adecuadas y mantener estos espacios de la forma conveniente para prevenir la propagación del fuego. Hoy en día hay campañas para que cerremos el grifo por la escasez de agua, de reciclado de residuos o sobre medidas de ahorro energético… pero al jardín, sobre todo en las zonas IUF, no se le considera importante y no tiene la atención social que requiere, aunque estamos aprendiendo a golpes sobre todo al ver las tragedias en zonas de interfaz en incendios como los de Grecia, Portugal o California”.

El trabajo de campo para la elaboración del estudio se realizó sobre las urbanizaciones ubicadas en el Parque Regional de la Cuenca Alta del río Manzanares donde existen 182 km de franja perimetral entre las zonas urbanas y el terreno forestal, considerado de mayor riesgo para la población. El estudio también señala que “no existe un abandono generalizado del mantenimiento de la masa vegetal del interfaz en su fase urbana y que las especies utilizadas no son únicamente de elevada inflamabilidad, pero apenas existen discontinuidades y el conjunto de la población en absoluto es consciente del riesgo que supone vivir en la interfaz y la trascendencia que tienen su actitud y decisiones que tome con relación al jardín”. En este sentido, ASEMFO y la Comunidad de Madrid han realizado con motivo de la presentación de la Guía un campaña informativa para concienciar sobre estos peligros con la organización de sesiones virtuales como la «Jornada sobre Piroplantaciones en la Interfaz Urbano Forestal» y la distribución de 25.000 folletos informativos en los municipios de la Sierra con mayor población: Boadilla del Monte, Collado Villalba, Galapagar, las Rozas y Villaviciosa de Odón.

Incendio de Cadalso de los Vidrios y Cenicientos

Luis del Olmo, director general de Biodiversidad y Recursos Naturales de la Comunidad de Madrid, afirmó en la Jornada que “la Comunidad de Madrid destinará 800.000 euros para actuaciones forestales en montes de titularidad privada. Para ello, el Ejecutivo regional ha convocado una línea de subvenciones para obras y trabajos de mejora y repoblación forestal en montes de titularidad privada para el periodo 2020-2021, con una inversión de 300.000 euros”.


También añadió el director general que “además, se emplearán 500.000 euros el próximo año en los terrenos forestales afectados por el incendio de Cadalso de los Vidrios y Cenicientos. Nuestra región cuenta con un total de 442.352 hectáreas de superficie forestal, de las que el 67% son de propiedad privada y el 33% de propiedad pública, correspondiéndole al Ejecutivo regional la gestión del 23% de la superficie forestal total. Desde la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, en los terrenos públicos forestales directamente gestionados por la Administración, con el objetivo de conservar y mejorar las masas forestales, se realizaron en 2019 actuaciones como la repoblación de 111 hectáreas y tratamientos selvícolas en otras 375.”


El incendio de Cadalso de los Vidrios (comenzó el 28 de junio de 2019 y se dio por extinguido el 9 de julio) afectó a los municipios de Cadalso de Vidrios y Las Rozas de Puerto y fue considerado como «el mayor incendio del siglo» en la Comunidad de Madrid. El fuego quemó 2.183 hectáreas, de las que 374 eran de superficie arbolada, 258 de matorral y 1.551 de pastos y cultivos. El pasado 24 de septiembre, la Comunidad de Madrid declaró este espacio como Zona de Actuación Urgente (ZAU) para facilitar administrativamente los primeros trabajos de restauración de este paraje de gran valor natural.


Por su parte, Pedro Castaño, director de los Parques Regionales de la Comunidad de Madrid, explicó que “se está llevando a cabo en la Comunidad de Madrid la repoblación de casi 8.000 árboles plantados en el entorno metropolitano (Bosquesur, Cantueña, Valdelatas, MUP Dehesa Boyal de San Sebastián de Los Reyes y Vías Pecuarias) en casi 65 hectáreas de superficie, lo que permite abundar en el objetivo de acercar la naturaleza y su biodiversidad en proximidad a las grandes urbes. En la elección de especies forestales para repoblar, la Comunidad de Madrid tiene presente su adaptación al clima y al suelo en la elección de especie, el fomento de la biodiversidad mediante un incremento de la variedad y diversidad de especies, además de otros criterios, como la elección de especies menos pirófilas por su menor grado de inflamabilidad o de especies hipoalergénicas, por su menor impacto en las alergias de la población que frecuenta estos espacios repoblados en proximidad”.



Comentarios
Queremos saber tu opinión

Si estás registrado, introduce a continuación tu usuario y contraseña. Puedesregístrarte aquí.
EMAIL
CONTRASEÑA


Si no recuerda su contraseña, pulse aquí para enviarle un recordatorio.



PERIODICO EN PDF
DESCARGAR
Descargar Acrobat Reader portada
PORTADA | POLITICA | SOCIEDAD | CULTURA | EDUCACION | MEDIO AMBIENTE | SALUD | DEPORTES | REPORTAJE | OPINION
Motor | Toros | Cine | Agenda cultural | La última | Humor | Callejero | Staff | Hemeroteca | Dossier comercial