4e6fcf5f fbfd 47c8 85d2 09ef96f4559c source aspect ratio default 0

Consejos para una rutina de deporte

Sabemos que no importa cuánto intentes motivarte, no puedes empezar o te rindes rápidamente. Conciliar la actividad profesional, la vida familiar y la actividad deportiva no siempre es fácil. Sin embargo, los beneficios del deporte ya no están en duda y sabes que lo necesitas para tu salud física y mental, si aún te cuesta un poco dar ese primer paso, siempre podrás adquirir las semillas de marihuana online de la selección SensorySeeds que es una alternativa natural que potenciará tu motivación y reducirá el estrés de la vida diaria, ayudándote a estar más dispuesto al ejercicio.

Iniciar una actividad deportiva con suavidad

Ya está, estás decidido a iniciar o retomar una actividad deportiva, y a superarte; sin embargo, después de unas pocas sesiones en el interior, al aire libre o en casa, la fatiga y los dolores se apoderan de usted. A medida que tu cuerpo y tu mente se agotan, te desmotivas. Sea cual sea el nivel, duración del entrenamiento o regularidad, el primer motivo que nos anima a posponer o suspender las sesiones deportivas es que el programa elegido no es el adecuado. Lo más importante en una rutina deportiva no es la intensidad, sino la diligencia, así que empieza poco a poco.

Elige una actividad deportiva que disfrutes

Esto puede parecer obvio, pero será más fácil mantener una rutina deportiva sobre algo agradable que hayas elegido, que sobre un deporte de moda, supuestamente más eficaz y que genera limitaciones y sobre todo una pérdida de motivación. El objetivo es encontrar el equilibrio en tu práctica deportiva. Entonces, si no te gusta el fitness y el entrenamiento de fuerza, considera una actividad más dinámica como correr. Si eso te resulta demasiado intenso, prueba la marcha nórdica. Si necesitas dulzura, opta por Pilato o Yoga. No hay reglas, lo que importa es ponerse en movimiento.

Practica con regularidad

Una rutina deportiva accesible y eficaz radica en la regularidad de los ejercicios. Es mejor correr 20 minutos cada día a tu propio ritmo que intentar una maratón una vez a la semana. Por tanto, practicar de 3 a 4 veces por semana parece ser un buen compromiso. Sabiendo que el cerebro tarda alrededor de 21 días en registrar una nueva rutina, finalmente estarás listo para aplicarla en 3 semanas. Así que ten en cuenta que es mejor evitar sesiones que te hagan saltar la siguiente y que 15 minutos de deporte al día es mucho más efectivo que 1 hora a la semana. La regularidad será el factor clave, facilitada por el hecho de que la sesión es corta.

Elige el equipamiento deportivo adecuado y Motívate 

Estar bien equipado es fundamental para evitar lesiones y sentirse cómodo. Para correr, elige un buen calzado, adaptado a tu práctica y de la talla adecuada. Ya sea que haga calor, frío, llueva o tu rutina deportiva sea de solo unos minutos al día, elegir ropa funcional es importante para la comodidad. No tienes mancuernas, entrena con objetos cotidianos, como botellas de agua llenas o utiliza tus muebles para realizar ciertos ejercicios de gimnasio. Así que ya no tendrás excusas para no practicar. También existen aplicaciones de ejercicio muy novedosas. Esto no es una innovación, porque estas aplicaciones existen desde hace varios años, pero con el inicio del confinamiento experimentaron un éxito sin precedentes, convirtiéndose en nuestro aliado diario para hacer deporte. En efecto, puedes elegir entre varios tipos de deporte, varios niveles y los vídeos que son accesibles en cualquier momento del día y de la noche. Estas aplicaciones también ofrecen programas completos, divertidos y variados, lo que ayuda a evitar cierta monotonía y cansancio. Combinando la vertiente relajación mental e intelectual, facilita la aptitud física y mental, además de ofrecer flexibilidad horaria.

Integra tu rutina deportiva en tu agenda y únete a una comunidad deportiva virtual

Recuerda que cuando quieras integrar el deporte en tu vida diaria, lo más importante es encontrar el momento adecuado. Tu vida ya está ocupada con innumerables actividades y obligaciones. Así que empieza por elegir un tiempo que estarás dedicado a tu entrenamiento deportivo. A qué hora del día hacer ejercicio, por la mañana antes del trabajo, al final de la mañana, entre el mediodía y las dos o por la tarde al final del día. Las posibilidades son numerosas y deben corresponder a tu ritmo de vida. En realidad, se trata de bloquear un espacio de tiempo en tu agenda. Cuando hayas determinado el mejor momento para tu sesión, anótalo en tu agenda. Así, esta actividad deportiva formará realmente parte de tu agenda y poco a poco se convertirá en parte de tu rutina diaria, proporcionándote bienestar físico y mental. Si te cuesta motivarte solo y echas de menos el salón y el ambiente de las clases grupales, por qué no motivarte juntos. Si vives en algún lugar cercano a tus amigos, forma un grupo para salir a correr, caminar, nadar. Las aplicaciones de mensajería grupal son muy útiles para organizarse. Por el contrario, si desde el punto de vista geográfico es más complicado encontrar personas con las que compartir una rutina deportiva, entonces existen muchos grupos deportivos en las redes sociales que son una buena fuente de motivación e intercambio para acceder a la rutina deportiva que te conviene mejor.